El invierno de la Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial. ​Pasado, Presente y Futuro (III)

Durante la década de los 50 y de los 60, la Inteligencia Artificial tuvo un auge muy importante, a tal nivel que muchos pensaban que en cuestión de poco tiempo, se lograría fabricar una inteligencia equiparable a la humana. En la Conferencia de Dartmouth, donde se acuñó el término de Inteligencia Artificial, es cuando se despertó una mayor expectación.

Ya algunas décadas antes, algunos otros como el gran Leonardo Torres Quevedo, se plantearon la posibilidad de construir máquinas con comportamientos inteligentes, pero no es hasta esta conferencia cuando se sumaron a esta causa muchos científicos e investigadores.

En 1965, en la Universidad de Stanford se desarrollaron los Sistemas Expertos y justo un año después, 1966, se creó el primer Chatbot llamado ELIZA, que usaba lenguaje natural. Fijaos que es justo ahora cuando estamos democratizando los asistentes virtuales que se idearon a mitad de los años 60. En 1968, se estrenó «2001: Una odisea en el espacio»

Todo iba bien, pero llegó el conocido como invierno de la Inteligencia Artificial.

The general purpose robot is a mirage
https://www.youtube.com/watch?v=yReDbeY7ZMU

The Lighthill Debate (1973)

A partir de este debate celebrado en el Parlamento Británico, en el que se cuestionaron los avances y los logros realizados, se redujo toda la inversión y el interés en la Inteligencia Artificial.

Se llegó a deliberar que de hecho alcanzar una verdadera I.A. era una quimera y que no tenía sentido seguir desperdiciando recursos y esfuerzos en algo que no se alcanzaría jamás.

“Para crear una verdadera I.A. se necesitaría el trabajo de 1,7 Einsteins, 2 Maxwells, 5 Faradays y la financiación de 0,3 Proyectos Manhattan, siempre y cuando ese proyecto viniera después de los necesarios descubrimientos conceptuales”


(Palabras de John McCarthy en 1978)

Durante la década de los 80 se activó levemente el interés, pero todavía con pobres resultados, si los comparemos con los que estaba por llegar al principio de la década de los 90.

En el próximo post veremos que es lo que cambió la desafección a la Inteligencia Artificial y lo que provocó su resurgimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *