Reflexiones analógicas sobre el mundo digital

La condición de ser o no digital es un tema de actualidad al que resulta difícil dar una definición. Ser digital no es solo una nueva forma de ver la realidad, es sobre todo una predisposición para acoger sin miedo los cambios tecnológicos, que bien pueden presentarse como una revolución de las formas sociales o como una transformación de los hábitos de la gente.

Fundamentalmente, ser digital, es la ruptura de las barreras a diferentes niveles, que facilita el acercamiento entre personas, la resolución de problemas o la generación de nuevos servicios apoyándose en novedades tecnológicas.

Podemos afirmar que entre los perfiles más buscados hoy día se encuentran los perfiles digitales. No obstante, ser un profesional digital no es un estado al que se llega sin más y tampoco creo que ser un profesional digital sea un fin en si mismo. Hay que ser capaces de ver el mundo desde una perspectiva digital por supuesto, pero sin olvidar lo analógico. Ambas visiones se complementan y se relacionan y es en esa relación donde se abre un horizonte inmenso por explorar. Saber valorar esa realidad, eso es para mi ser un profesional digital.

Por lo tanto más allá de conocer y manejar la cantidad ingente de nuevas herramientas o aplicaciones disponibles se trata de saber explotar las soluciones digitales disponibles aplicadas mayormente a los problemas «analógicos». No obstante, hay que resaltar la revolución que han supuesto las redes sociales, permitiéndonos asistir en primera fila a los eventos de la actualidad además de ponernos en contacto con personas que hace apenas unos años era impensable imaginar o lo que está suponiendo la oferta de servicios en la nube cada vez más extendidos.

Si comparamos a las nuevas generaciones con las no tan nuevas, parece que estos primeros han nacido ya en un momento de grandes cambios y han podido interiorizar mejor que los segundos los procesos de adaptación a dichos cambios. Debemos aprender a no tener miedo ni prejuicios ante los cambios tecnológicos ya que hoy en día es difícil encontrar situaciones en la vida donde se controlen todas las variables. Nuestro medio cambia constantemente y debemos aprender a desaprender, saber vaciar la mochila para llenarla de cosas nuevas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *